"> Banco de germoplasma – Gloria Molina Arquitecta

Banco de Germoplasma-CIAT (Centro de Ciencia) | 2015-2016

Alejandro Echeverri + Valencia Arquitectos

Duración: 18 meses – Julio 2015 a enero de 2017.

Complejo del Centro Internacional de Agricultura Tropical – CIAT, ubicado en Cali, Colombia;

diseño a cargo de la oficina Alejandro Echeverri + Valencia Arquitectos

*Objetivo del Proyecto: El nuevo proyecto del Banco de Germoplasma nace como escenario expositivo para el CIAT (Centro Internacional de Agricultura Tropical), se piensa entonces como una estrategia en donde se dan conversaciones abiertas entre investigadores, funcionarios públicos, empresarios y ciudadanos en pro de una producción conjunta de conocimiento que posibilite el desarrollo social.

El nuevo Banco de Germoplasma, surgió de la necesidad del Centro Internacional de Agricultura Tropical de desarrollar el nuevo espacio en el que tendrá lugar el estudio de la seguridad alimentaria del planeta; sin duda un tópico de especial importancia en una época en la que por el cambio climático vemos amenazada nuestra subsistencia y la de nuestro planeta.

Se buscó construir un lugar para la geografía y el clima particular del Valle del Cauca, en donde su arquitectura y espacios responden a un objetivo de innovación inteligente y sostenible; un espacio en el que trabajar se convierte en un hábito memorable y visitarlo en una experiencia pedagógica viva.

*Participación en el proyecto:

2015- Realizamos una consultoría del diseño arquitectónico del proyecto.

2015 – 2016: Gerenciamos el desarrollo técnico del proyecto tanto en su organización y como en su planeación, Incluyendo: asesoría, administración y control. Velando siempre por los intereses de la Universidad de Antioquia para lo cual nuestro trabajo consistió en: coordinar el desarrollo del proyecto arquitectónico y técnico, y apoyar el proceso de concepción, y estructuración del proyecto; en sus componentes, administrativos, legales, técnicos y financieros.

La idea fundacional de la arquitectura del proyecto es una respuesta al clima cálido-húmedo de esta región geográfica, se propone usar el principio de la Doble Piel, con la construcción de un canopy o sombra artificial que abraza las áreas de intercambio y trabajo colaborativo, los espacios pedagógicos de exhibición, lugares de descanso y contemplación del paisaje agrícola circundante.  La protección de la doble piel frente a la incidencia de la radiación solar directa se traduce en un ahorro energético considerable, además de crear un microclima fresco que en conjunto con la presencia predominante de vegetación, una adecuada orientación del edificio, su disposición levantada del suelo para favorecer la ventilación natural y  el uso adecuado de fuentes renovables in situ suplen las necesidades energéticas del conjunto, sin duda una estrategia clave para la consecución de sus  principales metas de sostenibilidad (Net Zero / Carbono neutro / Living Building Challenge); retos hasta ahora por explorar por edificaciones en el contexto de América latina.

Leave a Reply